El operador de grúa torre ahora tiene otro camino para ir a trabajar

Entre las máquinas de construcción que se pueden encontrar en una obra, la grúa torre ocupa un lugar aparte, literalmente y metaforicamente. Incluso la persona que la opera.

grue

El operador de grúa torre se puede comparar con el baterista de una banda de rock : sin el ritmo estable del operador, que coloca los paquetes de materiales, la obra se pondría desordonada y dejaría de funcionar de manera eficaz.

Como el baterista que está sentado en la parte de atrás de la escena, detrás de los otros miembros de la banda, el operator de grúa torre está muy alejado de la escena, fuera de vista del resto de los obreros. En este sentido, ambos forman parte del equipo pero tambien estàn fuera de ello.

El operador de grúa y el baterista también son propensos a no recibir el respeto que piensan merecer del resto de sus compañeros que piensan que su trabajo es fácil (¿ cómo llama a alguien que pasa el tiempo con músicos ? Un baterista)

Pero, a pesar de que sean bien pagados y que sólo tengan que sentarse todo el día, los operadores de grúa torre no la tienen fácil. Sólo cierto tipo de personas quisiera pasar todo el día solo, en una caja de vidrio, a unos 100 metros del suelo. Sería interesante ver el mundo desde allá cada cierto tiempo, pero ¿ todo el día, cada día durante 40 años y después se jubila ? Hmm. No es de extrañar que sean diferente de nosotros.

Unos de los apectos de la vida laboral de un operador de grúa que no parece envidiable es el camino que toma para ir a trabajar. Puede ser una ascención peligrosa hasta su cabina. Visto que la grúa es una máquina de elevación gigantesca, parece extraño que el operador no pueda ser simplemente elevado hasta la cabina.

Existen ascensores para operadores de grúas que se colocan al exterior de la grúa pero no sen ven mucho. Son costosos, engorrosos y  tienen que ser desmantelados cada vez que la grúa cambia de sitio.

Pero, desde principios de año, existe otra solución que nos viene de Liebherr. La empresa alemana ha desarrollado un ascensor que transporta el operador hasta la cabina, y que se situa dentro del mástil de la grúa. El Liebherr LiUP-System utiliza un doble sistema piñon-cremallera que está alimentado con una batería de litio, sin cable de alimentación. Los racks están pre-instalados en las secciones de la grúa. La energía es reciclada y reutilizada durante el descenso (de un 40%) con una carga máxima de 200kg.

© Liebherr

El grupo de jueces del concurso de inovación de Intermat (Paris – Abril 2015) se pusieron de acuerdo sobre las ventajas de este producto de Liebherr y le concedieron el premio de oro en la categoría Equipamientos y Componentes.

© Liebherr

© Liebherr

Pero a pesar de que la ascención y el descenso sean peligrosos, para los operadores, es el único ejercicio físico que tienen durante el día. Se puede imaginar que algunos van a rechazar el ascensor y seguir tomando las escaleras para mantenerse en forma.

Sin embargo, si los ascensores de grúas se convierten en un equipamento estandár, prorrogará la solitud de los operadores por unos años.

Pero, imagínese…¿ cómo van a reaccionar el resto del equipo cuando van a aprender que el operador de grúa tiene su propio ascensor, para subir hasta su « oficina » calentada y confortable, allá, lejos del suelo ?

Sobre MachineryZone